Ir al contenido principal

SERES MITOLÓGICOS. ARPÍAS.

Arpías
Arpías


Definición. Son seres con cuerpo y alas de buitre, y torso y cara de mujer. Su pelo es duro, grueso y enmarañado, y tiene los dientes podridos. Su lenguaje se basa en una especie de gritos y cacareo. Sin embargo, pueden entonar hermosas canciones para hechizar a los viajeros que quieren atraer a su madriguera, o para salvarse de sus enemigos. Representan los vientos  que erosionaban con voracidad las costas griegas.
Características. Son cobardes, especialmente cuando están solas. Pero también son vengativas y pueden perseguir as un enemigo durante kilómetros. viven en guaridas cerca de las costas y sus cuevas son extremadamente sucias. Una guarida puede albergar unas doce arpías.


Arpías
Arpías

Mitología. Las arpías están ligadas al mito de Fineo, Rey de Tracia quien tenía el don de la adivinación y reveló, sin consentimiento de Zeus, ciertos secretos a los dioses. Por esto Zeus lo confinó a una isla y su castigo fue estar frente a un banquete pero no poder comer nada porque las arpías le robaban la comida frente a él. Este castigo finalizó a la ayuda de Jasón y sus Argonautas quienes espantaron a las arpías.
Con el tiempo se agregaron otros elementos al mito porque se decía que las arpías ensuciaban la comida con excremento, por lo cual se las hizo responsables difundir suciedad y enfermedades, y su aspecto comenzó a ser monstruoso. Además se decía que eran despiadadas, crueles y violentas.


Arpías
Arpías


Arpías
Arpías


La captura de las arpias, Jason y los argonautas  Cabrera Peña
La captura de las arpias, Jason y los argonautas  Cabrera Peña

Fuentes:  https://es.wikipedia.org/wiki/Harpías





             

Comentarios

Entradas populares de este blog

SERES MITOLÓGICOS. AVE FÉNIX.

Definición.  Elfénix (griego antiguo: φοῖνιξ, romanización:phoînix, pronunciación: pʰó͜ɪ̀nikʰs (clásica), pʰˈyːnikʰs (koiné), ɸˈyniks (bizantina)) correspondiente al Bennu egipcio, es un ave mitológica del tamaño de un águila, de plumaje rojo, anaranjado y amarillo incandescente, de fuerte pico y garras. Se trataba de un ave fabulosa que se consumía por acción del fuego cada 500 años, para luego resurgir de sus cenizas. Según algunos mitos, vivía en una región que comprendía la zona del Oriente Medio y la India, llegando hasta Egipto, en el norte de África. Muy presente en la poesía árabe (En árabe: العَنْقَاءAl- Anka).

Mitología. El mito del ave Fénix, alimentó varias doctrinas y concepciones religiosas de supervivencia en el Más Allá, pues el Fénix muere para renacer con toda su gloria. Según el mito, poseía varios dones, como la virtud de que sus lágrimas fueran curativas, fuerza descomunal, control sobre el fuego y gran resistencia física. En el Antiguo Egipto se le denominaba Benn…

SERES MITOLÓGICOS. CENTAUROS.

En la mitología griega, elcentauro(en griego ΚένταυροςKentauros, ‘matador de toros’, ‘cien fuertes’, plural ΚένταυριKentauri; en latín Centaurus/Centauri) es una criatura con la cabeza, los brazos y el torso de un humano y el cuerpo y las patas de un caballo. Las versiones femeninas reciben el nombre decentáurides.

Vivían en las montañas de Tesalia y se les consideraba hijos de Kentauros (el hijo de Ixión y Néfele) y algunas yeguas magnesias, o de Apolo y Hebe.

Las contiendas de los dioses del Olimpo con los centauros representan la lucha entre la civilización y el barbarismo, y es conocida comoCentauromaquia. En general a los centauros se los considera seres salvajes, sin leyes ni hospitalidad, esclavos de las pasiones animales. Dos excepciones a esta regla son Folo y Quirón, que eran centauros sabios y amables.

En antiguas vasijas pintadas áticas los centauros eran representados como seres humanos de frente, con el cuerpo y las patas traseras de un caballo. Posteriormente, fueron hombr…

Ejercicios de retórica de lunes. Rafael Courtoisie.

Hoy corrí sin parar diez quilómetros
a la orilla del mar
del río que llamamos mar
para escribir este poema. Doscientas flexiones
cien abdominales.
Tres katas. Falta, falta mucho y sobran
muchas palabras. Mañana voy a correr veinte
kilómetros. Y trescientos golpes
en la makiwara hasta que la letra
de cada palabra
salga clara, se escuche
su respiración sólo no la mía.

Rafael Courtoisie (uruguayo)